martes, 5 de enero de 2016

Sergio Alonso, cirujano plástico y estético cacereño: "Mi objetivo es que a un paciente mío nunca le digan: Está operado"

  • El cirujano plástico, Sergio Alonso, con Pepa Blanco, que viste ropa de Closer en la imagen. - Foto: FRANCIS VILLEGAS
    El cirujano plástico, Sergio Alonso, con Pepa Blanco, que viste ropa de Closer en la imagen. - Foto: FRANCIS VILLEGAS
1
Pepa Blanco 02/01/2016
Sergio Alonso Martínez, director del centro Instituto Stética de Cáceres sito en el bajo de la calle Obispo Jesús Domínguez, 7. Fue el primer médico que se formó en cirugía plástica en Extremadura.
Por su inquietud e insaciables ganas de aprender llegó a Cuba donde enseñó sus técnicas y aprendió técnicas complementarias como la acupuntura analgésica para cirugías de corta estancia y ambulatorias en la Clínica de Cirugía Plástica Bioenergética y Natural de la Habana.
Ejerce una profesión muy sacrificada y de gran responsabilidad. Es colaborador honorario universitario en la facultad de Medicina de Badajoz y miembro numerario de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, Secpre.
Humano, familiar, leal, cariñoso, positivo, alegre, trabajador, responsable, disfruta con la docencia, fue tutor de formación de residentes en cirugía plástica del SES (actualmente en excedencia). Los buenos resultados vienen de las experiencias, aprende y enseña incluso los errores, algo que aprendió del maestro argentino, Dr. José Juri.
Una bellísima persona y un excelente profesional. Ha sido todo un placer entrevistarle, Sergio.

--¿Dónde nace Sergio?
--En Vigo, en la provincia de Pontevedra, en Galicia. Llegué a Cáceres con tan solo seis años por motivos laborales de mi padre. Era directivo bancario y participó activamente en la creación de Caja Rural de Cáceres, aunque realmente fue por mi madre quien contaba con una cariñosa familia en esta ciudad. Soy el mayor de cuatro hermanos, los dos pequeños nacieron aquí.

--¿Recuerdos de su infancia?
--Viví en Obispo Segura Sáez, en el edificio Ordiales. Estaba frente al parque de Cánovas y nos pasábamos el día jugando en la calle, en ese parque por entonces con tierra... Era como nos divertíamos entonces, de una manera muy sana. Nos encantaba ir al cine, teníamos varios donde elegir, incluso la doble sesión de los domingos. Echo de menos aquellas salas de cine grandes con macro pantallas. El cacereño creció viendo y disfrutando del cine, llama la atención que se haya perdido. Estudié en el colegio Lincenciados Reunidos, donde jugábamos al vóley.

--¿Recuerdos de su adolescencia?
--Recuerdo una infancia y juventud vinculada al deporte. Competí en natación como socio del club la Colina y fui subcampeón de Extremadura en la disciplina de 100 metros mariposa. Estuve en el equipo de fútbol y rugby del Cacereño, por entonces una ciudad deportiva empedrada. Continué en el equipo de la facultad de Medicina. Recuerdo una adolescencia preciosa, llena de gratos recuerdos. Estudié Medicina en Badajoz y los fines de semana me divertía en Cáceres. Eran los años ochenta y curiosamente por entonces esta ciudad estaba más activa, divertida y llena de vida que en la ciudad que estudiaba mi carrera, algo que ha cambiado por completo.

--¿Un rincón de Cáceres?
--Cualquier rincón de la parte antigua me emociona. Por destacar uno: La plaza de Las Veletas, un rincón mágico.
--¿Un lugar dónde desconectar y recargar pilas?
--El mar. En especial Zahara de los Atunes con su luz, su cielo, su gastronomía...

--¿Qué mejoraría en Cáceres?
--Todo se puede mejorar pero lo fundamental es establecer unas buenas comunicaciones en carreteras y transporte público. Si no quieres a tu ciudad y no la cuidas, no va a prosperar. Creo que cada uno debería aportar su granito de arena en positivo para que esta ciudad avanzase.

--¿Dónde realizo la especialidad de cirugía?
--Curiosamente por mi pasión hacia el mar, había elegido varias posibles ciudades para formarme que estuviesen en zona de costa. El destino hizo que llegase a mis manos un boletín del BOE, en el que informaban de una plaza en Cáceres. Cinco años de formación en el hospital provincial Nuestra Señora de la Montaña con los doctores García Morato y Salinas, un gran equipo. Al finalizar se creó una plaza de interino para mí y desde entonces hasta la fecha.
Todos somos los arquitectos de nuestro destino y yo elegí esta ciudad para formarme, para vivir y compartir mis conocimientos. Elegí mi familia, mi tierra y menos aventuras. Algo que mi madre agradeció inmensamente.

--¿Qué nos ofrece en su clínica Instituto Stética?
--Diferentes servicios estéticos de rejuvenecimiento y embellecimiento con diferentes técnicas, quirúrgicas o no. Hoy en día hay otras alternativas y ofrecemos todos los servicios. Resultados espectaculares que se consiguen con la cirugía y los resultados buenos que se consiguen con otras técnicas de mínima invasión.

--¿Su objetivo?
--Que exista una naturalidad en los resultados y utilizar todo el abanico de técnicas de medicina estética existentes para conseguirlo. Que a una paciente mía nunca le digan: "Está operada". Mi máxima es utilizar materiales reabsorbibles, no permanentes. Técnicas sencillas, minimizando las complicaciones y con unos resultados increíbles. Me considero un escultor que crea belleza trascendente. Resultados naturales y elegantes, menos es más. Es preferible tener un poco de arruga; pero ser uno mismo.

--¿Técnicas más utilizadas?
--En cirugía el aumento de mamas. Hilos tensores que rejuvenecen, láser y luz pulsada, ácido hialurónico, vitaminas, botox, peeling, corriente galvánica...

--¿Cómo empezar el año?
--Con armonía y equilibrio entre el interior y el exterior. Si no estás bien contigo mismo difícilmente estarás bello o bella. Es fundamental estar bien emocionalmente, el exterior es reflejo del alma y por mucho que yo haga, lo esencial es la salud y el interior de la persona. Es gratificante comprobar como una paciente después de una intervención consigue mayor autoestima, es más feliz, se siente satisfecha, con más seguridad en sí misma... La ciencia, medicina, tecnologías avanzan y hoy en día existe la manera de envejecer de una manera más joven y saludable. Sin tomarlo como una obsesión sino como una parte de uno mismo. Cuidándose con la alimentación, el deporte y todo lo estético, primando la salud.
--¿Intrusismo?
--En mi profesión muchísimo. Estamos en una sociedad materialista en la que no todos velan por la salud sino por su economía, deshumanizándose por completo y jugando con la vida de una persona. En este trabajo tan especial y tan humano no se puede comercializar.

--¿Proyectos más recientes?
--En el pasado 2015 he comenzado a trabajar en Badajoz en la Clínica de la Mujer Santa Marina y en Cicom.

--¿Proyectos para el 2016?
--Me gustaría continuar evolucionando tanto personal como profesionalmente. El futuro es incierto y me gusta más vivir el presente, aunque sin dejar de crear pequeñas metas e ilusiones, que al cumplirlas te vayan fortaleciendo. Ahora estoy enfocado en el estudio de la medicina regenerativa, especialmente productos biológicos, infiltración de grasa, factores de crecimiento plaquetarios... Todo ello en mejora de la asistencia y salud de mis pacientes

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/sergio-alonso-cirujano-plastico-estetico-cacereno-mi-objetivo-es-paciente-mio-nunca-digan-operado_911615.html
El Periódico Extremadura 02/01/2016
.